Categorías
Uncategorized

La red emocional: compartir experiencias

Compartir experiencias nos ha permitido producir una inteligencia social superior a la de cualquier individuo aislado, y hoy la red pone a nuestro alcance a cualquier colectivo del planeta, con cualquier afición, rareza, profesión, etc, y nos permite darnos cuenta de que no somos únicos. En los 90 teníamos las páginas personales, y hoy tenemos los blogs: aunque a veces no tenemos nada nuevo que decir ni que aportar, simplemente queremos decírselo al mundo.

A nivel profesional, el fin de compartir conocimiento parece obvio, pero ¿y cuándo nos movemos a un nivel personal e íntimo? Cada vez más sites nos permiten volcarnos en la red de modo emocional, mostrado nuestra intimidad a los demás y dejándonos llevar por el exhibicionismo y el voyeurismo.

¿Qué quieres hacer con tu vida?: 43things

¿Qué quieres hacer con tu vida? Esto es lo primero que nos pregunta 43things. La pregunta no es fácil, aunque todos tenemos sueños, deseos, esperanzas, ilusiones� y 43things pone a nuestro alcance el modo de hacer nuestra propia lista pública de metas: hasta 43 cosas que queremos conseguir o cambiar en nuestra vida. Según los webmasters, 43 es el número de cosas que una persona ocupada puede intentar hacer.

Por supuesto podemos también leer las cosas que desean hacer los demás para inspirarnos, tomar ideas, y declarar que queremos realizar los mismos deseos que ellos, juntando así a gente que tiene las mismas metas y también a la gente que ya las ha realizado, permitiendo contar si merece la pena, dar ánimos, consejos�

"43

En la home podemos ver un mapa de deseos, que destaca los más populares. En la imagen destaca â??Fall in loveâ? (enamorarse), que quieren realizar 3521 personas en este momento.

En su primer año ya guarda más de 100.000 deseos de más de 20.000 personas de más de 2.500 ciudades y están saliendo las versiones internacionales (http://es.43things.com/ en español). También existen 43places y 43people.

Lugares con significado: Yellow Arrow

Esa colina desde la que la puesta de sol es magnífica, la esquina de tu ciudad en que conociste a ese alguien, un sitio en el que se pueden ver cosas diferentes� cualquier lugar que pueda ser especial para ti o que quieras compartir con los demás puede formar parte de este proyecto de arte público global.

El proyecto Yellow Arrow promueve compartir historias escondidas en las ciudades marcándolas a través de flechas amarillas, creando así un mapa subjetivo de las ciudades.

El funcionamiento es sencillo y combina el móvil y la web: eliges un sitio con significado y pegas tu flecha amarilla apuntando a él. Las flechas llevan un código único y se compran en la web del proyecto por 0,50$. Luego envías un SMS al número de Yellow Arrow explicando el significado de ese lugar, y para finalizar haces una foto de la flecha en el lugar y la subes a su web.

"Yellow

Cuando alguien encuentra una flecha amarilla, envía un SMS y recibe el mensaje con el significado del sitio marcado. Así recogen una experiencia personal que no pueden encontrar en las guías convencionales.

O sí. Porque Lonely Planet, la compañía de guías, ha incluido Yellow Arrow como una de las opciones de su guía de viajes experimentales, desarrollando la idea de utilizar
Yellow Arrow como herramienta de viajes
.

En julio se habían registrado 2.800 flechas en todo el mundo,

¿Cuál es el sitio más raro en que lo has hecho?: MuseumofSex

El Museo del Sexo de Nueva York, físicamente ubicado en la 5ª avenida, ha emprendido un proyecto para realizar un mapa sexual de Estados Unidos (por ahora sólo de ese país). ¿Cómo? Pide que hagamos públicas nuestras historias sexuales privadas, contando qué, cómo, cuándo y sobre todo dónde (el lugar exacto) ocurrieron.

"NY

Poco a poco estas historias se van añadiendo en el mapa, llenando los estados y las ciudades del mapa de tics de encuentros que van desde lo común hasta lo escandaloso, permitiéndonos exhibir ante el mundo nuestras experiencias, a la vez que averiguar cuáles son nuestros límites y prejuicios al leer las historias de otros. Hetero, homo, bi, uno, dos, tres, más, de pago, con desconocidos� todo cabe en este mapa.

Al fin y al cabo, no es nada diferente a lo que hemos hecho toda la vida: Contar aventuras sexuales, recomendar sitios, expresar nuestros deseos� a través de otro medio. Exhibicionistas o voyeurs, compartir experiencias y dificultades es la mejor forma de aprender, afrontar la vida con optimismo y satisfacer nuestro ego.

Deja un comentario