Categorías
Uncategorized

Usability Chapuzas, S.A.

conocimiento, hci, ror, usabilidad, usuario, www,

El mundo de la usabilidad es relativamente nuevo, el conocimiento escaso, la demanda de servicios alta y los profesionales difíciles de encontrar. Sin embargo y de repente han aparecido consultoras y profesionales especializados que un mes antes ni siquiera existían. Muchos que se dedican a usabilidad en realidad no tienen más conocimientos en usabilidad que su sentido común.

Las consultoras de estudios de mercado

La primera opción a considerar son los estudios de usabilidad ofrecidos por las consultoras de estudios de mercado. Estas son empresas con larga experiencia y clientes que tienen su confianza. Por ello han sido las primeras que se han lanzado al ruedo de la usabilidad. Sin embargo esto ha llevado a muchas empresas a la confusión entre estudios de mercado y estudios de usabilidad. Nada tienen que ver los unos con los otros.

Los estudios de mercado tienen debilidades metodológicas que los hacen poco adecuados para estudiar la usabilidad. Las compañías de investigaciones de mercado no se interesan por la manera en que los usuarios usan los objetos, sino por sus opiniones y actitudes. Sin embargo no es posible preguntar a una persona por algo que no conoce, no ha usado y no dispone de ningún referente en la realidad física, situación que frecuentemente ocurre con los nuevos productos y servicios ofrecidos a través de Internet.

Estudios automatizados

La segunda opción considerada son los métodos automatizados. Estos son baratos y simples. Una aplicación informática registra millones de movimientos de miles de usuarios. ¿A quién no impresionarían estas cifras?. Un estudio fácil de vender. Así los métodos automatizados miden automáticamente una serie de variables consideradas a priori predictoras de la usabilidad de un sitio web. Sin embargo, en estos estudios los parámetros registrados, además de ser reducidos, no son siempre son buenos predictores de la usabilidad de un sitio web y han de ser estudiados con mucha precaución. Por ejemplo, un proceso de compra con menos pasos no ha de ser necesariamente más usable y sencillo que otro más largo.

Test de usuarios

La tercera opción que se presenta es utilizar métodos propios de la usabilidad como los test de usuarios. Esta parece por fin la alternativa más adecuada y en realidad lo es, pero no es fácil de aplicar y existen muchos errores que cometer.

Los test de usuarios son auténticos experimentos científicos de investigación y las personas que los llevan a cabo no tienen, en muchas ocasiones, los conocimientos para una metodología apropiada. Sin una buena metodología es difícil descubrir causas y aportar buenas soluciones. Una metodología estricta no significa pretender una rigurosidad científica, pero es necesario conocer como hacer test de usuarios, como extraer conclusiones de ellos y que errores se pueden cometer. Los psicólogos juegan con ventaja, la situación de la Psicología en el limite de la ciencia natural y la social proporciona unos métodos de investigación adecuados para testar la usabilidad.

En la actualidad por la situación en cuanto a conocimientos en usabilidad y IPO/HCI, realizar un test de usuarios en un sitio web y pedir conclusiones claras, rápidas y baratas, es pedir algo imposible (desde un punto de vista riguroso). Sin embargo esto es exactamente lo que las empresas demandan, resultados rápidos, claros y baratos. Un estudio en estas condiciones no ha de ser forzosamente malo, una buena chapuza puede funcionar, pero una mala chapuza puede ser peor que no hacer nada.

Los test de usuario son caros, consumen mucho tiempo y recursos. Es difícil para una empresa a decidirse por hacer un test de usuarios, pero una mala evaluación de resultados confusos es lo peor que puede pasar para el prestigio de la usabilidad y para la cuenta de resultados de una empresa.

Deja un comentario