Categorías
Uncategorized

Moblogging, un móvil, un reportero

Moblogs o información enviada por personas desde lugares diferentes a través de dispositivos móviles para ser accedidos a través de la web o dispositivos móviles por otros usuarios.

Se basa en la misma mecánica y organización de la información que ya conocemos a través de las bitácoras tradicionales. En España, hace ya tiempo, existían pioneros en este arte de publicar desde un móvil.

Las plataformas de publicación se alejan del PC y se hacen ubícuas gracias a las capacidades de las nuevas generaciones de dispositivos móviles. Cualquier usuario puede publicar en su web fotografías y comentarios del partido de fútbol al que está asistiendo.

Ya no sólo se publican pensamientos, comentarios, sino situaciones, de las que gracias a dispositivos GPS o la captación de la estación base de la red a la que se conecta el dispositivo móvil del usuario pueden enviar incluso las coordenadas de publicación.

El gran problema de la publicación móvil es el interfaz: la escritura y la legibilidad se ven gravemente perjudicadas por la incomodidad de los dispositivos móviles para realizar otras acciones diferentes a hablar-escuchar.

Otras cuestiones que se plantean:

  • La privacidad de las personas, cualquier persona con un dispositivo móvil dotado de cámara es un potencial reportero del corazón esperando el lugar oportuno y el momento justo para obtener la deseada instantánea.
  • La familia al descubierto, la intimidad de un grupo familiar y sus eventos más señalados aparecerán en la web sin ningún pudor.
  • La espontaniedad de este sistema de publicación conlleva el riesgo de desbordar la web con cuestiones superficiales y sin interés.
  • La posible violación de derechos de autor como por ejemplo, el acceso a conciertos en directo y el envío de imágenes en tiempo real al web desde delante del mismo escenario.
  • La aparición de reporteros "no autorizados" en eventos deportivos

Hay que prepararse para la nueva ola: mobloging.

La siguiente, vídeo en tiempo real.

Deja un comentario