Categorías
Uncategorized

Porque las páginas de abogados no están optimizadas

Crecimiento online

En el análisis que hemos hecho de páginas web de abogados uno de los datos más relevantes ha sido el de la velocidad media de descarga.

Utilizando la herramienta de Google para medir la velocidad de tu página web, la puntuación media obtenida por las webs de despachos analizados, era de apenas 26 puntos sobre 100. Para Google que una página web sea venta equivale directamente a darle poca visibilidad en su buscador. El motivo entendemos que es claro una página web de venta equivale a una mala experiencia de usuario. Google nunca va a dar como resultado prioritario en su buscador una página que ofrezca una mala experiencia al usuario. Esto tenlo así de claro, si tu página web es lenta, nunca vas a salir arriba.

Este factor de la velocidad de la página web y la consecuencia del escaso posicionamiento, nos llevan al siguiente aspecto clave, la página web no va a generar nuevos clientes. Y este factor hace que internamente la página web para un despacho nunca sea un canal relevante para la captación de clientes. Y eso como consecuencia final Genera la escasa inversión necesaria para que un canal se convierta en relevante a la hora de generar clientes.

Este loop destructivo, una página mal posicionada, que no genera clientes, no requiere inversión hace que el modelo de captación de clientes para los despachos cada vez se vuelva más analógico y por tanto en decadencia. Por otro lado debemos tener en cuenta que los despachos tienen una cultura de ventas muy presencial y basada en bonus para sus socios. Por tanto un canal de ventas online unificado nunca será adecuado para una estructura de ventas individualizada.

Los despachos tradicionales deberán realizar muchos cambios culturales antes de poder adaptar una estructura de ventas. El primer paso seguramente sea adecuarse a una cultura de datos que haga que los indicadores de rendimiento de cualquier aspecto de su estructura estén correctamente analizados y valorados.

Estructuras empresariales de más de 100 empleados ya deberían operar así. Cualquier startup funciona así. Seguramente muchos despachos están dando pasos en esa dirección pero viendo el estado de sus webs seguramente la cultura aún no ha penetrado lo suficiente.

Deja un comentario