Categorías
Uncategorized

Diseñando Experiencias

Diseñando Experiencias

Nuestra profesión como diseñadores emergerá más fuerte que nunca y la demanda de nuestros servicios crecerá a unos niveles nunca antes alcanzados. En principio, somos conscientes de que el público en general, ya no solo demanda un producto barato y que funcione sino que además tenga "estilo".

Pero nuestro trabajo no debe centrarse solo y exclusivamente en el diseño del producto o servicio en sí, como se hacía tradicionalmente, sino que debemos ser partícipes del diseño de la experiencia en su totalidad. Estudiar el futuro producto o servicio teniendo en cuenta, el antes, el durante y el despues.

Antes: Analizar en que circunstancias y las razones por las que el cliente va a necesitar nuestro producto o servicio.

Durante: Presentarle el producto en un soporte o ambiente que sobrepase sus expectativas pero con el que a la vez conecte emocionalmente, transmitiéndole la sensación de que esta comprando o utilizando un producto personalizado.

Despues: Tener en cuenta los pasos que el cliente toma cuando hace uso del producto. Esto puede englobar desde el tradicional "servicio al cliente" hasta detalles como, por ejemplo, si el tamaño de la letra de un prospecto médico es legible.

Hasta aqui todo es teoría, pero existen muchos ejemplos de compañías que se concentran en el diseño de experiencias y no solo en el de un producto o servicio en concreto. Como por ejemplo, IKEA.

La Experiencia Ikea

Para aquellos que sigan pensando que el diseñador no debe seguir un proceso minucioso y analítico y que su función es puramente artística, analizemos paso a paso el modelo de IKEA. El éxito de esta compañía se basa en la inversion que han realizado en un proceso medido y estudiado de diseño para crear una experiencia deseable y fácilmente transferible a nuestras vidas y hogares.

1. Aparcamos el coche y nos dirigimos al establecimiento. Normalmente existe un cartel en la fachada que anuncia una super oferta de uno de sus productos, cargado de estilo. Con lo cual, antes de entrar, ya nos están transmitiendo un mensaje: "ofrecemos diseño a bajo precio".

2. Nada más entrar empiezan a manejar nuestros sentidos, por ejemplo el del olfato, con el olor peculiar de la comida que ofrecen en su restaurante. La misma sensación que hemos experimentado miles de veces cuando llegamos a casa de un amigo que esta cocinando. El manejo de los sentidos es crucial en la creacion de una experiencia completa e disfrutable.

3. Gracias a su perfectamente diseñado sistema de señalización, entramos en contacto inmediatamente con elementos que van a facilitar nuestra compra, como bolsas, metros y lápices para tomar notas. Los lápices y los metros pueden tomarse como elementos no indispensables o derroche de recursos, pero en realidad tienen una función clara: anticipan la ayuda a un problema muy comun que tiene el comprador principiante; este utilizará los lapiceros para hacer anotaciones de las dimensiones de los muebles y comprobará más tarde si se ajustan a las medidas que tiene disponibles en su casa.

4. No usan un estilo display tradicional, donde los sofás se agrupan con los sofás y las mesas con las mesas, eso no pasa hasta más tarde cuando la selección especifica de una pieza en concreto se lleva a cabo. En principio ofrecen una sucession de escenarios decorados donde integran sus productos retratando una experiencia especifica disponible para cada tipo de cliente, joven-mayor, liberal-conservador.

Al mismo tiempo aplican el ya viejo concepto de "compra por impulso" y ocupan cada esquina disponible con canastas llenas de pequeños complementos de diseño a un precio irrisorio, haciendote sentir que es casi estúpido no comprarlo.

5. La arquitectura del recorrido ha sido también cuidadosamente diseñada. De tal manera que tienes que recorrer toda la tienda antes de poder comprar nada, dandoles tiempo de sobra para poder impregnarte al máximo de su filosofía y estilo.

6. Despues de invertir todo ese dinero en diseño les toca ahorrar en otras partes, en este caso la del servicio. Toman el modelo de los supermercados donde todo es self-service, tú te encargas de buscar y cargar con lo que quieras comprar, la gente acostrumbrada a la rutina semanal de hacer la compra no parece importarle mucho hacer lo mismo cuando va a comprar muebles.

7. Pero el recorte en servicios en IKEA no es absoluto. Ofrecen servicios de reparto y te ayudan con diseño en areas en las que se requiere de una mano profesional, como por ejemplo la cocina. Llevan el diseño tan lejos como ofrecer folletos para diseño de cocinas personalizadas. En estos folletos aparte de información convencional, incluyen dibujos de muebles, que son perforables, para que los recortes y los pegues a tu gusto en un página, con guías y medidas a escala, pudiendo tener un resultado visual instantaneo de como podrá quedar tu cocina.

Estos folletos demuestran un ejemplo de avance increible en diseño, han conseguido transformar una pieza de información estática en interactiva requiriendo la intervención del cliente para transformarla en una pieza única.

Conclusión

Esto sólo es un ejemplo de como el diseño puede ampliar sus posibilidades, son infinitas, practica mas el ejercicio de la observación y veras los resultados!

A estas alturas las compañías han entendido que sus productos deben "gritar estilo", pero no todos han compredido que que el proceso de diseño no termina cuando el producto esta diseñado y que empieza antes de que el producto se diseñe, deben tener en cuenta que el diseño de la experiencia total es imprescindible si quieren establecer una relacion duradera con el cliente.

Desde este punto de vista el trabajo del diseñador se amplia, su presencia o intervención es indispensable a todos los niveles. Para ello los diseñadores o bien tienen que incrementar conocimientos en areas que hasta ahora no se habian visto envueltos como psicología, por poner un ejemplo, o ejercer en un ambiente que esté abierto a la colaboración.

Deja un comentario