Categorías
Uncategorized

Usando iconos en el diseño de interfaces

accesibilidad, conocimiento, experiencia de uso, ror, usuario,

Ventajas de los iconos

Los iconos sustituyen a una unidad de significado (idea, concepto, acción�) que representada con texto ocuparía más espacio. La principal ventaja es que mediante iconos se pueden representar más unidades en un menor espacio.

Por ello los iconos son de gran utilidad en interfaces en las que es muy importante obtener una funcionalidad máxima en el mínimo espacio y con la máxima rapidez, generalmente aplicaciones.

El significado de la mayoría de iconos debe ser aprendido, pero esto no es problema cuando el uso es muy frecuente y repetido o cuando exste una alta motivación extrínseca, razones de trabajo o estudios.

Los iconos también son adecuados para interfaces donde es importante el aspecto visual y no tanto la operatividad. Cuando despertar la curiosidad del usuario forma parte integral del objetivo del sitio o cuando se desea que el usuario investigue y descubra por si mismo el funcionamiento de la interfaz, los iconos juegan un gran papel.

Iconos en la web

En la mayoría de webs no hay una frecuencia de uso tan alta y tan repetitiva como la de las aplicaciones, por tanto si deseamos utilizar iconos estos deben ser apoyados con textos que aclaren su significado.

Los iconos son representaciones o metáforas y como todas las metáforas tienen una serie de limitaciones.

Limitaciones de los iconos

A pesar de la creencia común, los iconos no se reconocen más rápido que los textos. Incluso con experiencia de uso la velocidad de reconocimiento de iconos es la misma que la de textos.

En las primeras experiencias los usuarios cometen significativamente más errores en el reconocimiento de iconos que en el de textos. Estos errores pueden ser críticos en una primera visita a un sitio web al que el usuario puede decidir no volver, pero menos importantes en aplicaciones donde el usuario tiene más motivación para el aprendizaje y el uso más repetitivo.

Los iconos son siempre subjetivos, están sujetos a la interpretación individual y subjetiva de cada persona a partir de su experiencia. Nunca son totalmente claros e inequívocos y existe riesgo de malentenderlos. Por esta razón no se recomienda usar iconos para operaciones críticas.

Se basan en representaciones equivalentes del mundo físico o convenciones para explicar un concepto o idea, pero cuando un concepto no tiene equivalente, ¿cómo representarlo con iconos?

Díficil escalabilidad. Los iconos no escalan adecuadamente con el crecimiento del sitio. Aunque es fácil representar una única idea simple con un icono, cuando se quieren representar muchas ideas, complejas o similares, los iconos no funcionan correctamente, sus significados se confunden y se hacen enigmáticos.

Los iconos como representaciones son pura intuición, a veces funcionan perfectamente y a veces no, no siempre se puede confiar en ellos como método de interacción con el usuario.

La accesibilidad de una página web para usuarios discapacitados psíquicos puede quedar limitada por el uso de iconos ya que éstos no son siempre comprensibles para estos usuarios.

Conclusiones de estudios realizados

  • No existen diferencias significativas en rapidez o exactitud en el reconocimiento de textos
  • – En las primeras experiencias los iconos requieren de más tiempo para ser identificados que los textos. Con la experiencia este tiempo de reconocimiento llega a ser el mismo que en el texto, pero no menor.

  • El número de errores cometidos en la identificación de iconos fue significativamente mayor que en la de textos. Con la experiencia el número de errores se reduce y llega a ser el mismo que con textos.
  • Los usuarios pueden identificar correctamente los iconos cuando su número es reducido, pero no cuando la comunicación es exclusivamente mediante ellos.
  • Desarrollar y testar iconos

    Debido a los riesgos de interpretación de los iconos, su adecuado diseño no puede depender únicamente de la inspiración o preferencias de diseñadores o los responsables del sitio. Es necesaria la creación de varios diseños o prototipos para cada icono y la realización de tests con usuarios reales en un proceso iterativo de diseño-test-rediseño. Ver casos prácticos en los enlaces relacionados abajo.

    Referencias bibliográficas:

    – Benbasat, I., and Todd, P. An experimental investigation of interface design alternatives: Icon vs. Text and direct manipulation vs. Menus., International Journal of Man-Machine Studies, 1993 Kellener & Barnes
    – Rogers, Y. (1989). Icons at the interface: their usefulness. Interacting with Computers, 1(1), 105-117.

    Deja un comentario