Categorías
Startups

Tipos de contrato para hacer una web

Echemos un vistazo más de cerca a cuatro tipos de contratos:

  1. Precio fijo
  2. Costo más tarifa fija
  3. Costo más tarifa de incentivo
  4. Tiempo y materiales.

1. Precio fijo o suma global

Significa un precio total fijo para un producto bien definido. Si el producto no está bien definido, ambas partes están en riesgo: el comprador puede no recibir el producto deseado o el vendedor puede incurrir en costos adicionales para proporcionarlo. Los contratos de precio fijo proporcionan al comprador un costo definido sin sobrecostos, aunque el costo inicial puede ser mayor para tener en cuenta los riesgos y factores desconocidos. Para el vendedor o vendedor, la ventaja de un contrato de precio fijo es un producto bien definido con un alcance y entregables definidos, aunque el vendedor asume el riesgo de pérdida si los costos se sobrepasan o si el proyecto implica más detalles de lo que se anticipó originalmente.

2. Costes más tarifa fija

El siguiente tipo de contrato que veremos es un contrato de costes reembolsable más una tarifa fija, que es el pago (reembolso) al vendedor por los costos reales más una ganancia. Los tipos de costos incluyen los costos directos incurridos para el beneficio exclusivo del proyecto (salarios del personal a tiempo completo) y los gastos generales indirectos (generalmente calculados como un porcentaje de los costos directos).

Este tipo de contrato tiene la ventaja para el comprador de que no hay sobrecostos en las tarifas, solo en los horas o servicios contratados, mientras que, como un contrato de precio fijo, proporciona un costo inicial más alto pero también tiene el riesgo de sobrecostos en las horas. Para el vendedor o vendedor, la ventaja es nuevamente un producto bien definido, pero con riesgo de pérdida que se limita a una pérdida en el servicio solamente, no en las horas contratadas.

3. Contratos de costo reembolsable o costo más tarifa de incentivo

En este caso se define el pago (reembolso) al vendedor por los costos reales más incentivos por cumplir o superar los objetivos seleccionados del proyecto, como los objetivos del cronograma o los costos totales.

Este tipo de contrato puede ayudar a mantener los proyectos dentro del presupuesto y a tiempo. La ventaja para el comprador es que los incentivos pueden ayudar a mantener el proyecto dentro del presupuesto, pero el comprador también tiene el riesgo de exceder los costos esperados. El vendedor o vendedor recibe una recompensa por mantenerse dentro del presupuesto o el cronograma, pero también corre el riesgo de no cumplir con ese presupuesto o cronograma.

4. Los contratos de tiempo y materiales

En este caso el cliente paga por horas trabajadas. Se define una tarifa por hora y el cliente paga por todas las horas consumidas. Este modelo tiene sentido cuando el proyecto es corto y se contrata a un especialista de confianza para una tarea muy concreta.

Incluyen el costo de los suministros más la compensación por el tiempo real empleado a un precio fijo. Es un acuerdo indefinido de tiempo y servicios. Los costos indefinidos pueden convertirse en excedentes del proyecto con este tipo de contrato. Este tipo de contrato es especialmente útil para proyectos donde el alcance es difícil de definir y protege al vendedor de sobrecostos, aunque será el comprador quien asuma el riesgo de pérdida. Una ventaja es que las relaciones con los proveedores son generalmente mejores con este tipo de contrato, siempre que se establezcan las fases del proyecto. Nuevamente, una buena definición del alcance y un acuerdo son esenciales para un resultado exitoso.


Como resumen, a partir de las definiciones de contrato anteriores, puede ver que el vendedor asume la mayor parte del riesgo con un contrato de precio fijo, el comprador con un contrato de costo más tarifa fija, ambos comparten el costo más incentivo y el comprador asume el riesgo con un contrato de tiempo y materiales.

Deja un comentario