Patrocinado por docxpresso.com
Portada > Artículo

Operadores de móvil y fabricantes de móviles (¿quién manda?)

07-11-2009 - Cesar Martin

Resumen: Probablemente esta relación entre fabricantes y carriers sea una de las más complicadas que se han visto sobre todo porque cada vez más los usuarios quieren soluciones más sofisticadas e integradas y no saben de quién es la culpa o a quién deben reclamar la solución.

Valoración media: 2,97 | Votos: 3921 | Lecturas: 14484

El papel del carrier

La relación contractual es con el carrier. El es el que cobra todos los meses y el responsable de que la línea funcione. Pero no es el responsable del interface, y no es el responsable del terminal. El terminal es del usuario.

Hasta ahora la principal herramienta de captación de clientes eran las promociones. Los carrier lanzaban una promoción de "vente conmigo y te doy el móvil XX". Este tipo de promociones funcionaban porque daba igual lo que tenías en el móvil anterior. Lo tirabas y usabas el nuevo.

Pero esto ha cambiado. Cada vez más el móvil que tengo es importante y los datos que tengo en el son igualmente importantes y no los quiero tirar. Lo que quiero es más prestaciones y más capacidad.

El papel del fabricante de móviles

Ellos fabrican móviles y pueden tener o no acuerdos de exclusividad con algunos carriers. El problema es que venden terminales al carrier a volumen para que el carrier pueda hacer promociones y ofertas de captación y/o translado de línea.

Esto igualmente está cambiando. Los móviles baratos han dado lugar a márgenes muy pequeños que no permiten crecer. El margen está en el smart phone. Los fabricantes se han dado cuenta que tienen que evolucionar y cambiar. El problema es que este cambio les ha venido forzado por la salida del iPhone y ahora a la carrera tienen que evolucionar de empresas de hardware y diseño a empresas de software y experiencia de usuario.

Esta evolución no es fácil cuando la cultura dominante ha sido la del diseño de hardware donde la experiencia de usuario no estaba ni contemplada.

Esto era hasta ahora...

El problema es que ahora los móviles cada vez son más smartphones (dejando claro que lo de antes era un stupidphone) y que los datos que tengo en mi móvil son cada vez más importantes.

Apple ve la oportunidad, Google ve la oportunidad

Estas dos empresas son dos empresas que entienden al usuario. Cosa que ni los carriers ni los fabricantes de terminales han entendido.

Los carriers tratan al cliente de móvil como las empresas de la luz y agua. Eres un cliente que paga cada mez para que al abrir el grifo salga agua o al encender la luz, esta funcione. Esto ya no es así. Ahora quiero que mi móvil se baje el correo y esté sincronizado con X aplicaciones o webs. Ahora quiero que mi móvil sea algo más útil, algo más operativo y para ello tienes que ayudarme.

El carrier tiene que integrarse con el fabricante de terminales para que esto funcione correctamente.

Esta integración es dolorosa porque requiere trabajo y sobre todo requiere seleccionar partners.

Evidentemente la vida es más cómoda cuando no hay que elegir y el problema está en el lado del usuario. Tu sabrás que terminal compras. Tu sabrás como funciona... es tu responsabilidad.

Una solución integrada

Apple no vende muchos teléfonos comparado con Nokia, pero el torpedo que ha supuesto el iPhone ha dejado tocado a un gigante. Nokia sabe que el futuro es el iPhone o algo similar. Y el iPhone es muy complicado porque requiere conocer al usuario e integrarse con el carrier.

Nokia está acostumbrado a dictar sus normas y ahora sabe que las normas vienen de otras partes.

Google lo mismo, el Android está lejos de ser perfecto, pero en breve será algo alternativo al iPhone. Yo en el Nokia que tengo uso las aplicaciones de Google para el correo. No es perfecto porque, por ejemplo, no puedo adjuntar ficheros desde el Gmail (al no estar bien integrado), pero supongo que llegará el momento en que se integrén.

La solución al problema

La solución a este problema ha de venir de la mano de los fabricante de móviles. Los carriers saben que su labor ha quedado en un segundo plano. Hacer que la línea de teléfono funcione no es un valor añadido. Lo que es valor añadido es que mi teléfono sea inteligente y eso es algo que Nokia, Apple, Google, Samsung... pueden hacer.

Los carriers si se quieren salvar de la quema deben llegar a acuerdos e integrar sus sistemas con el terminal para ofrecer aplicaciones aun más inteligentes y personalizadas. Deben por primera vez en su vida, ponerse del lado del usuario y dejar de timarles con SMS a 0,15 euros o planes de precios absurdos que frenan el desarrollo de los Smart phone (en francia por ejemplo puede encontrar ofertas de SMS a 0,05 euros - yoigo da 0,08 con lo que aun queda camino) y sobre todo avanzar con claridad en soluciones de móvilidad claras y reales.

El e-mail en el teléfono es ya una necesidad.
La web en el móvil (la web de verdad verdadera) es otra necesidad.
Ser dueño de mis ficheros y poderlos mover con cierta lógica y facilidad es otra necesidad.
Integrar contacto empieza a ser una necesidad.

O se dan estos pasos y los carriers juegan algún tipo de papel en este puzzle o los fabricantes de móviles dominarán el mercado y las marcas de carriers serán "algo" a juzgar únicamente por el precio.

Puntúa este artículo 1 punto 2 puntos 3 puntos 4 puntos 5 puntos

© Alzado.org | Algunos derechos reservados. Licencia Creative Commons