Patrocinado por docxpresso.com
Portada > Artículo

Gente de Jazztel, ¿de verdad funciona el telemarketing?

15-11-2008 - Cesar Martin

Resumen: Cada semana recibo 2 llamadas de Jazztel ofreciendome adsl cosa que rechazo constantemente. No solo es molesto y cada vez odio más a esta compañía, pero la duda que me surge, es, ¿que control de calidad hace jazztel cuando llama al mismo número una y otra vez? Supongo que ninguna. Supongo que es más barato tener el call center en Argentina y sin ningún criterio llamar a todos los números que uno encuentra por internet. ¿Es barato? ¿No se están cargando la imagen de la empresa?

Valoración media: 3,04 | Votos: 5022 | Lecturas: 21033

El telemarketing de Jazztel

Supongo que en estos momentos de crisis, cuando la necesidad de aumentar la cuenta de resultados a toda costa, es cuando uno descubre las verdaderas prioridades de una empresa.
Jazztel está llamando a todo cristo sin criterio y sin ningún control.
A mi me llaman cada semana un par de veces y la verdad es que la cosa es más molesta que beneficiosa. No solo para mi, sino para la empresa.

Jazztel ha dejado una parte muy importante de su estrategia en manos de gente que no tiene control sobre el proceso. Llaman al mismo número una y otra vez sin saber que ya han llamado y que han dicho que no.

Esta falta de control te hace pensar, como potencial cliente, ¿que tipo de empresa es esta que me llama una y otra vez cuando ya les he dicho que no? ¿como será el trato una vez que sea cliente? estimando que será a peor... claro. Porque si suponiendo que ahora que me quieren captar se ponen su mejor careta, ¿que pasará una vez sea cliente que ya me tienen enganchado?.

Cuestión de prioridades

El caso de Jazztel es uno de estos en que las prioridades, cuando llega el momento de la verdad, se dejan a un lado y la fuerza bruta y lo barato se impone.

Cualquier empresa puede decir que sus prioridades son.

1. Los clientes. Nosotros.
2. Los empleados. Los que trabajan en la empresa.
3. Proveedores.
4. Sociedad.
5. Capital.

Pero claro, cuando llega la crisis, de repente estas prioridades cambian y se vuelven...

1. Capital.
2. Los clientes. Nosotros.
3. Los empleados. Los que trabajan en la empresa.
4. Proveedores.
5. Sociedad.

Este cambio de eje, hace que el cliente no se vea como el fin de nuetras misión, sino como una herramienta para conseguir capital. El cliente pasa a ser algo a lo que exprimir y captar sea como sea antes que cuidar y proteger.

Los empleados lo mismo. Los empleados no tienen como misión cuidar y proteger al cliente. Su misión es optimizar el capital. Por lo tanto cuanto más barato mejor, cuanto menos mejor.

Mercadona

La lección de las prioridades la podemos aprender todos de mercadona.

Cual es su estrategia de marketing.
En lugar de promociones incesantes y estúpidas de 2x3, 3x1, ahorra un 10%, el lema de Mercadona es "Siempre precios bajos". Simple, claro. Como la cadena Día, pero con un poco más de clase. No hace falta ser cutre para ser barato.

Esta estrategia dice mucho de la empresa.
"No perdemos el tiempo en buscar arducias para engañar al cliente con productos rebajados mientras le metemos el clavo en el resto. Nos centramos en que todo sea barato."

¿Esto como lo consiguen?
Con prioridades claras. Lo primero es el cliente. Todo lo demás va detrás.
Si le preguntas a un cliente que quiere de su tienda donde compra la comida, ¿qué crees que te va a responder? Variedad, calidad y precios bajos.

Si te centras en eso y solo en eso, la cosa va bien.

Lo malo es que las escuelas de negocio enseñan otra cosa. Enseñan el marketing y la publicidad.

Conclusión: foco en el cliente

Todo lo demás va por detrás. Lo primero son los clientes. Cuidar, respetar, conocer.
Si una empresa, deja de tener como prioridad al cliente, y cualquier otra cosa va delante, entonces todo empieza a romperse. La imagen de la empresa, la credibilidad, los empleados, los proveedores... ¿Quién quiere trabajar para una empresa cutre?

Puntúa este artículo 1 punto 2 puntos 3 puntos 4 puntos 5 puntos

© Alzado.org | Algunos derechos reservados. Licencia Creative Commons